Blefaroplastia

Sin dudas la zona que rodea los ojos es uno de los sectores del rostro donde más incidencia tiene el paso del tiempo. Resulta común que, con el envejecimiento, se produzcan doblamientos en los párpados superiores y se formen bolsas en los inferiores, proyectando una imagen de cansancio, decaimiento e incluso de tristeza. Para solucionar casos de este tipo existe la blefaroplastia.

También conocido como cirugía de párpados, este procedimiento tiene como objetivo la eliminación de piel y de grasa acumulada bajo o sobre los ojos, siempre con la finalidad de lograr un rejuvenecimiento que aporte armonía al semblante y no implique la alteración de los rasgos faciales.

En lo que respecta a las técnicas que se emplean en cirugías estéticas de este estilo, por lo general se aplican incisiones que con el tiempo quedarán ocultas y disimuladas en líneas naturales. A través de las mismas se retira el contenido adiposo y la piel sobrante que se desee extraer. Sólo en pacientes que requieran intervenciones en la zona inferior, también existe la opción de trabajar mediante un corte por vía conjuntival, es decir efectuados en la cara interior del párpado. La ventaja de ese método, el cual suele adecuarse a casos de personas jóvenes, es que no quedan cicatrices externas.

Una blefaroplastia puede demandar entre una y tres horas de quirófano. Es un procedimiento que en condiciones normales no implica hospitalización previa ni posterior y que se lleva adelante con sedación local, herramienta menos lesiva que la anestesia general que permite mantener al paciente por completo insensible al dolor por más que permanezca despierto.

Una vez finalizada una cirugía de párpados, la recuperación es rápida y no implica demasiadas complicaciones. La gran mayoría de los personas que pasan por una operación de esta naturaleza puede retomar su rutina diaria y normal al cabo de dos o tres días, momento a partir del cual ya se pueden retirar los puntos de sutura. De todos modos, aunque sea por precaución, el profesional actuante recomendará evitar esfuerzos físicos por determinada cantidad de tiempo. Como principal recaudo, se debe evitar tomar sol a lo largo de un mes.

En caso que te encuentres interesada en la posibilidad de lograr un rejuvenecimiento de tu rostro mediante el acceso a un blefaroplastia en Rosario, te invitamos a que pases por nuestros consultorios, donde te esperamos con un equipo de profesionales preparado para atender las particularidades de tu caso.

¿Nos ponemos en contacto?