Mastopexia

Levantamiento mamario, mastopexia elevación mamaria o lifting de mamas son los distintos nombres que se le da a una intervención quirúrgica consistente en remodelar y brindar aspecto firme a pechos caídos o flácidos, situación que muchas mujeres experimentan especialmente tras el embarazo o la lactancia, aunque también por el paso del tiempo.

Los resultados de una elevación de mamas se pueden manifestar en distintos planos. Atendiendo las particularidades de cada paciente, el cirujano obtiene mejoras tanto en lo que respecta a la forma como a la textura del busto, e incluso se puede aprovechar la oportunidad para lograr un mayor tamaño a partir de las colocación de prótesis. En definitiva, la intervención no se limita a la elevación de los pechos sino también a aportar una morfología natural y estética.

A la hora de encarar un levantamiento mamario, el profesional actuante efectúa una incisión alrededor de la aureola del pecho, es decir sobre el borde de la zona oscura de piel que rodea el pezón. Sólo cuando el escenario lo requiera, también se avanza con un corte que llega hasta el surco inferior del seno, técnica que tiene como desventaja el hecho de arrojar una cicatriz visible, aunque existen herramientas médicas muy efectivas para disimular su presencia.

Salvo frente a casos excepcionales que por su nivel de complejidad hasta puedan implicar hospitalización de un día, la mastopexia no es un procedimiento que suela demandar anestesia total, por lo tanto suele desarrollarse bajo la siempre más segura sedación local, que garantiza por completo que no haya sensación alguna de dolor. En promedio, se trata de una intervención que lleva dos horas en el quirófano.

En lo que refiere al proceso postoperatorio, el mismo no es dificultoso dado que las pacientes no atraviesan mayores molestias. Siempre bajo la recomendación de evitar esfuerzos físicos exagerados, es común que se pueda volver a la rutina normal al cabo una semana. Una vez transcurrido el primer mes desde la operación, hasta se pueden retomar actividades deportivas.

Tal como ocurre con las demás cirugías que actúan sobre la zona del busto, es normal que a las mujeres que analizan acceder a un levantamiento mamario les surjan interrogantes relacionados con la posibilidad de un impacto en futuras lactancias. En ese sentido, es importante resaltar que en la mayoría de los casos no hay riesgo de complicaciones en relación amamantamientos por venir, los cuales se podrán desarrollar con total normalidad en lo que refiere a cantidad y calidad de leche.

Si usted piensa que una mastopexia puede convertirse en el camino adecuado para darle una solución al aspecto de su busto y busca profesionales preparados para efectuar un levantamiento mamario en Rosario, no dude en acercarse a nuestros consultorios, donde le brindaremos toda la información que necesita antes de tomar una decisión.

¿Nos ponemos en contacto?